Historia de Dublín

Dublín (“Baile Átha Cliath” en irlandés) es la capital de la República de Irlanda (“Eire” en irlandés). Tiene alrededor de un millón de habitantes y está situada en la bahía de Dublín en la desembocadura del rio Liffey en el mar Irlandés, aproximadamente en el centro de la costa este de la isla de Irlanda. Además, la ciudad de Dublín se encuentra en el condado de Dublín (“County Dublin”), uno de los 12 condados o “counties” de la provincia irlandesa de Leinster.

Los orígenes de la ciudad son probablemente asentamientos de tribus celtas anteriores al siglo I a.C. Posteriormente, durante el auge del cristianismo y los monasterios medievales en la Irlanda celta, se construyó un importante monasterio cristiano, se cree que en la zona actual de Aungier Street donde hoy se encuentra una importante iglesia carmelita: Whitefriar Street Carmelite Church.

Pero no fue hasta la llegada de los vikingos a Irlanda que Dublín se convertiría en la ciudad más importante de Irlanda hasta nuestros días. A finales del siglo VIII y principios del siglo IX, expediciones navales vikingas procedentes principalmente de Noruega comenzaron a llegar a Irlanda. Inicialmente, aprovechándose de su supremacía bélica y superioridad naval además de la ausencia de una autoridad única en la isla, dichas incursiones vikingas se concentraban en el saqueo de los ricos monasterios cristianos de la isla que llegaron a ser crisoles de cultura en la vanguardia de toda la Europa cristiana.

Muralla y puertas del Dublín normado, año 1240
Muralla y puertas del Dublín medieval normado, año 1240

Pero a medida que el siglo IX avanzaba las intenciones de los vikingos comenzaron a cambiar y empezaron a ver a Irlanda como un lugar para quedarse. Hasta entonces no había ciudades en la isla sino meros asentamientos de tribus y fue así como los vikingos crearon la ciudad de Dublín que gobernarían desde el año 841 hasta el 1171. El origen del nombre de la ciudad es del irlandés “Dubh Linn” que significa “piscina negra” porque  los vikingos se asentaron en torno a una zona pantanosa cerca de la desembocadura del rio Poddle en el rio Liffey, se cree que donde actualmente se encuentra el jardín del Dublin Castle, en el lado sur del rio, aprovechando de este modo las ventajas estratégicas que les proporcionaba el rio Liffey navegable como puerto resguardado en la bahía. Es de remarcar que el nombre gaélico de Dublin: Baile Átha Cliath, hace referencia al primer paso sobre el río Liffey que se encontraba algo más al oeste aproximadamente en el actual puente sobre Church Street, zona que inicialmente estaba fuera del dominio vikingo.

Catedral de Christchurch en Dublin, Irlanda
Catedral de Christchurch en Dublin

A pesar de la gran derrota vikinga por parte de las fuerzas gaélicas del high king Brian Boru en la batalla de Clontarf (en el noreste de la actual Dublín) en el 1014 y del saqueo de la ciudad, los vikingos lograron mantener el control de Dublín hasta la toma de la ciudad por los normandos, provenientes en su mayoría de Gales, en el 1171 que acababan de comenzar la invasión de la isla en ayuda del rey de Leinster Dermot MacMurrough. Con los normandos se inició el dominio inglés de Irlanda que se prolongaría hasta la independencia de la República de Irlanda bien entrado el siglo XX.

Los normandos potenciaron el puerto de Dublín y construyeron el castillo de Dublín a comienzos del siglo XIII el cual se convirtió en la sede del poder inglés en la ciudad y en la isla. A partir del siglo XVII la ciudad se expandió rápidamente y llegó a ser la segunda ciudad del Imperio Británico, solo después de Londres.  Durante el siglo XVIII y principios del XIX en periodo conocido como georgiano (entre los reinados de los reyes George I hasta George IV) el centro de la ciudad se vio reconstruido y transformado por la arquitectura georgiana tal y como lo conocemos hoy. Fue durante este periodo cuando se construyeron muchos de los grandes edificios públicos de Dublín como el “Four Courts” o el “Customs House”.

Four Courts, Dublin, Irlanda
Four Courts en Dublín, sede actual del Tribunal Supremo irlandés

Sin embargo, a partir del año 1800 cuando la sede del poder de la isla de Irlanda pasó al Parlamento del Reino Unido en Londres debido al “Acto de Unión” la ciudad entró en un periodo de decadencia a pesar de continuar siendo el centro administrativo y de transporte de la isla.

Por su parte el centro económico de la isla se vio desplazado a Belfast con un papel de gran relevancia en la revolución industrial, especialmente con una potente industria de armadores de grandes buques y navíos.

En la Semana Santa del 1916 un numeroso grupo liderado por varios lideres rebeldes irlandeses como Patrick Pearse y James Connolly se amotinó en el General Post Office de Dublín para sublevarse contra la autoridad del Reino Unido. Tras muchos frutrados intentos de rebelión en los siglos pasados, el conocido como Alzamiento de Pascua o “Easter Rising” en inglés, fue el germen de la posterior Guerra de Independencia irlandesa entre el 1919 y 1922 que culminó con la firma del Tratado anglo-irlandés.

En el 1922 después de la firma del tratado anglo-irlandés que puso fin a la guerra de Independencia irlandesa y que supuso la división de la isla, Dublín se convirtió en la capital del Estado Libre Irlandés, que comprendía los 26 condados del sur.  En 1949 se proclamó la Republica de Irlanda cuya capital pasó a ser Dublín y volvió a ser, después de casi 800 años de ocupación y colonialismo, otra vez dueña de su destino.

Península de Mizen Head, Cork, Irlanda

La península de Mizen Head (ver mapa) es el punto más al sudoeste de la isla de Irlanda. Pertenece al condado de Cork y se encuentra en la zona comúnmente conocida en Irlanda como “West Cork”. Junto con las penínsulas de Sheep’s Head y Beara es una de las tres penínsulas occidentales de Cork.

Aproximadamente empieza en las localidades de Ballydehob y Durrus y es de una belleza espectacular y mucho menos turística que las vecinas “Ring of Kerry” o “Dingle Peninsula” al norte en Kerry. Son de destacar su impresionantes playas como la de Barley Cove y sus cabos como el propio Mizen Head que da nombre a la península y que oficialmente es el punto más al sudoeste de la isla de Irlanda, Brow Head, o Three Castle Head. De especial belleza y romanticismo es Three Castle Head donde se encuentran las ruinas de una remota fortaleza al lado de un lago en la punta del elevado cabo.

Además se puede subir en coche a la cima del Mount Gabriel desde donde se puede contemplar toda la península, Sheep’s Head y Beara al norte, y todas las islas de Roaringwater Bay como Cape Clear Island, Sherkin Island o Long Island. Los dos pueblos con mas encanto de la península son Schull y Goleen, con gran tradición pesquera y casas y típicos pubs irlandeses de llamativos colores.

Peninsula de Mizen Head, Cork, Irlanda
Peninsula de Mizen Head, Cork, Irlanda

Durante mi estancia en este bello rincón de Irlanda me aloje en una casa de vacaciones que se puede alquilar muy cerca de Schull y que cuenta además con dos playas privadas, amplios jardines y voluptuosa naturaleza y magnificas vistas a las islas de la bahía. Es regentada por una pareja encantadora que vive en una granja al lado y que siempre hacen de excelentes anfitriones, con una hospitalidad y simpatía excepcional.