Lagunas de Ruidera

Si tuviera que describir con un sitio el paraíso, sin lugar a dudas serian las Lagunas de Ruidera. Situadas en la frontera entre las provincias de Ciudad Real y Albacete, España, (ver mapa) son un conjunto de 15 lagunas en el nacimiento del río Guadiana en un valle rodeado de montañas. Las Lagunas de Ruidera son un Parque Natural, cada laguna está conectada a su inmediatamente inferior a través de cascadas y debido al suelo y rocas calizas de la zona y al efecto de la luz en los bosques que las rodean, el color de las lagunas es azul turquesa casi verdoso.

Sus puras y cristalinas aguas están llenas de peces y además el baño está permitido gozando de varias playas fluviales y chiringuitos para comer o tomar unos tintos de verano. Es, precisamente, la combinación de un paisaje de tal belleza, generosidad y abundancia en medio de la tórrida Mancha, combinado con la diversión de disfrutar del baño en las frías aguas de las lagunas en los calientes días de verano, saltar al agua desde sus rocas, meterse dentro de las cascadas y sentir como te cae el agua encima, para después disfrutar la siesta comiendo en un chiringuito una buena paella, o pisto manchego, o chorizos o pescado a la brasa… etc., etc. con un buen vino tinto de verano muy fresco lo que hace para mí un día ideal y “paradisiaco” de verano.

Lagunas de Ruidera, España.

Ruta en bici a las lagunas de Villafranca de los Caballeros

Ayer hicimos una ruta en bici desde Camuñas a las lagunas de Villafranca de los Caballeros (Toledo, España). Esta ruta fue siguiendo caminos rurales y de una longitud aproximada de 22 km. (ida y vuelta). Salimos a las 6 de la tarde y volvimos despues de la puesta de sol.

Las lagunas de Villafranca de los Caballeros (Laguna Grande y Laguna Chica) son uno de los múltiples humedales en la zona de La Mancha y estan declaradas Reserva Natural de la Biosfera por su riqueza en aves y peces, y por su flora lagunar. La Laguna Grande, además, esta habilitada para el baño, lo que lo convierte en una “playa” para la Mancha. En las cercanías hay varios bares, y chiringuitos, que nos vinieron muy bien para tomarnos unas cañas antes y despues del baño.

La tarde finalizó con una puesta de sol de excepcional belleza sobre la laguna y el camino de vuelta a casa ya metidos en la noche y acompañados de no pocos mosquitos. Una tarde de sabado ideal.